domingo, octubre 25, 2020
info@rysspty.com
Noticias

Tesla intentó mantener abierta su fábrica de Fremont a pesar de la orden de cierre

Views

Tesla no estaba particularmente interesada en cerrar su fábrica de Fremont a mediados de marzo y desde entonces se ha revelado que la compañía luchó para mantener la instalación abierta incluso después de que se le ordenó cerrarla.

Protocol recibió recientemente una serie de correos electrónicos y memorandos entre la jefa de policía de Fremont, Kimberly Petersen, y el asesor principal de políticas de Tesla, Dan Chia, a través de una solicitud de registros públicos. Revelan que los funcionarios de salud pública vieron la fábrica de Tesla en Fremont como un riesgo para la salud y que el fabricante de automóviles tardó más en cerrar sus puertas que la mayoría de las otras compañías en Silicon Valley.

El 18 de marzo, dos días después de que seis condados del Área de la Bahía emitieran estrictas órdenes de refugio en el lugar, la Dra. Erica Pan, oficial de salud interina del condado de Alameda, expresó sus preocupaciones con los funcionarios locales sobre la fábrica de Tesla y dijo que “no considera que Tesla sea un negocio esencial, sino que considera que la planta de fabricación de Tesla en Fremont es un riesgo para la salud pública”.

Al día siguiente, cinco altos ejecutivos de Tesla se unieron a una reunión virtual con Petersen, uno de sus jefes, y la subdirectora municipal de Fremont, Christina Briggs. Durante esta reunión, Tesla dijo que cumpliría con la orden de cierre. Más tarde en el día, sin embargo, Chia contactó al subdirector de la ciudad y organizó otra reunión virtual para el 22 de marzo.

Durante esta segunda reunión, Tesla afirmó que la orden de refugio en el estado emitida por el gobernador Gavin Newsom anuló la orden del condado y dejó espacio para que Tesla permanezca abierta. El fabricante de automóviles afirmó que debería considerarse “infraestructura crítica nacional”, de acuerdo con las directrices públicas de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad del Departamento de Seguridad Nacional.

Durante la llamada del 22 de marzo, Petersen dijo que estaba “obligada a defender” la determinación de la Dra. Erica Pan de que “se requeriría que Tesla reduzca sustancialmente las operaciones en su bulliciosa fábrica”.

Finalmente, Tesla decidió cancelar las operaciones en su planta de Fremont a partir del 23 de marzo, excluyendo el trabajo para cosas como nómina y beneficios para empleados. Lo hizo mucho más tarde que la mayoría de las otras compañías de tecnología en el área que enviaron empleados de tiempo completo a trabajar desde casa la semana anterior.

Raúl Reyes
El AutorRaúl Reyes
Periodista
Panameño de corazón, Periodista de profesión, Bloguero por elección, Emprendedor por decisión, Lector por afición, Diseñador Gráfico y Web, Fotografía, Social Media, Car Lover... Sígueme en mis redes sociales.

Deja una respuesta