domingo, octubre 17, 2021
info@rysspty.com
SuperCars

No te pierdas el BMW 330i 2019 luchar contra el reloj en la pista GP de Hockenheim

Views

En los viejos tiempos, el apodo 30i en un BMW significaba la presencia de un motor de gasolina de seis cilindros en línea debajo del capó. Sin embargo, la lucha constante para mantener las emisiones bajo control y cumplir con las normas cada vez más estrictas inevitablemente ha llevado a una reducción.

Por lo tanto, el nuevo 330i, al igual que su predecesor, funciona con un motor de cuatro cilindros, pero aún es capaz de ofrecer una salida satisfactoria gracias a la adopción de la inducción forzada. El motor de 2.0 litros produce 254 hp y 295 lb-pie de torque y está acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades. Desde 0 hasta los 100 km/h, necesita unos respetables 5.8 segundos, por lo que a pesar de que su nombre no es representativo de su capacidad, en realidad es igual de rápido, si no más rápido.

Para un automóvil propulsado por un motor de cuatro cilindros, el sedán deportivo es más que capaz de poner una sonrisa en la cara en pista. En el video de SportAuto publicado en la parte inferior de la página, se corrió contra el reloj en el GP de Hockenheim, con neumáticos Michelin Pilot Sport 4S de 225/40 y 255/35 delante y detrás respectivamente con rines de aleación de 19 pulgadas.

El reloj se detuvo a las 2:08.70, lo que hace que el 330i sea aproximadamente 3 segundos más rápido que el Alfa Romeo Giulia Veloce, que también incluye un cuatro cilindros turboalimentado, y 4 segundos más rápido que el Abarth 124 Spider.

Además, según la descripción del video, el 330i 2019 llegó 7 segundos detrás del Ford Mustang GT, cuyo motor es más del doble del tamaño, y fue 8 segundos más lento que el nuevo Renault Megane RS Trophy. El elegante Hyundai i30 N Fastback y el Seat Leon Cupra R ST también fueron 2 segundos más rápidos, mientras que el Audi TTS Coupe corrió el curso en 2 minutos y 3,4 segundos.

Sin embargo, estos son autos mucho más deportivos, mientras que el Bimmer es un salón familiar compacto que es más cómodo y fácil de conducir a diario, y casi no requiere compromisos. El hecho de que pueda dar una vuelta rápida es, por lo tanto, un testimonio de que los ingenieros de BMW no descartan el viejo adagio de la “máquina de conducir”.

Raúl Reyes
El AutorRaúl Reyes
Periodista
Panameño de corazón, Periodista de profesión, Bloguero por elección, Emprendedor por decisión, Lector por afición, Diseñador Gráfico y Web, Fotografía, Social Media, Car Lover... Sígueme en mis redes sociales. 🇵🇦

Deja una respuesta