viernes, diciembre 14, 2018
info@rysspty.com
SuperCars

El mítico Porsche 911 Carrera RSR 2.1 Turbo busca comprador

Views
RYSSPTY

El palmarés de Porsche en el mundo de la competición es extenso, conquistando un total de 19 victorias en las 24 Horas de Le Mans hasta su retirada oficial el año pasado. También han tenido presencia en otro tipo de competiciones automovilísticas, lo que nos ha dejado una serie de autos de carreras increíbles. Uno de los que consiguió cambiar el curso de la historia para la compañía con sede en Stuttgart fue este Porsche 911 Carrera RSR 2.1 Turbo de 1974 que saldrá a subasta el próximo 9 de marzo en Amelia Island 2018.

De la mano de Gooding & Company, este nueveonce único estará acompañado por otros ejemplares de la casa Porsche que también buscarán comprador el mes que viene. Entre los más destacados encontramos un Porsche 934 de 1976 que logró un 10º puesto en la general de las 24 Horas de Daytona de 1979, así como el Porsche 962C de 1990 que, por si no lo recuerdas, participó en las 24 Horas de Le Mans de 1990 y 1991, lo que lo convierte en uno de los antepasados directos del 919 Hybrid.

El Porsche 911 Carrera RSR 2.1 Turbo de 1974 fue el encargado de cambiar el rumbo de la historia dentro de Porsche al alterar el enfoque de la compañía hacia los autos de producción y de carreras. En el Salón de Frankfurt de 1973, la compañía alemana presentó un 911 conceptual con un completo kit de carrocería protagonizado por un alerón trasero específico y la denominación ‘Turbo’ estampada. Nacía así el primero Porsche 911 Turbo de la historia.

Un mes más tarde se anunció el Carrera RSR de carreras para el Grupo 5 del Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA, el cual sería muy similar al de la temporada 1973, pero serían exclusivos del equipo Porsche y patrocinados por Martini & Rossi. Sin embargo, en estos compases, Porsche aún estaba empezando con el desarrollo de un 911 sobrealimentado, por lo que adentrarse en competición fue una tarea ardua.

La FIA obligaba a que los motores fueran de menos de 3.0 litros, por lo que los ingenieros crearon un bloque bóxer de seis cilindros y 2.14 litros con turbocompresor. Empleaba un cárter de magnesio, bielas de titanio, bomba de aceite, inyección de combustible Bosch y válvulas refrigeradas por sodio. En la parte posterior se instaló un turbocompresor KKK que permitía que el poderoso motor entregara más de 500 HP asociados a una caja de cambios manual de cinco velocidades con un enfriador de aceite, un diferencial de bloqueo del 80% y semiejes derivados del Porsche 917 para una mayor durabilidad.

Aunque el Porsche 911 Carrera RSR 2.1 Turbo de 1974 se basaba en el Porsche 911 Turbo de producción, el chasis fue altamente modificado con componentes y tecnologías de prototipos de carreras. La carrocería empleó fibra de vidrio para reducir el peso y el interior fue despojado de todo lo innecesario, además de instalar una jaula antivuelco de aluminio, un depósito de gasolina de 120 litros detrás de los asientos y el tanque de aceite en la parte delantera para reducir la variación en la distribución del peso.

Porsche tan solo fabricó cuatro unidades del RSR Turbo para la temporada de 1974, a los cuales se les asignó los códigos internos R5, R9, R12 y R13, el cual será el que salga a subasta el 9 de marzo, además de ser el último en fabricarse y el más exitoso de todos. Participó en cuatro rondas del campeonato con Herbert Müller y Gijs van Lennep al volante. Su debut tuvo lugar en las 24 Horas de Le Mans en junio de ese año, donde finalizó en segundo lugar tras el líder Matra debido a un problema con la caja de cambios que impedía meter la quinta velocidad en un circuito tan rápido como la Sarthe.

En las 6 Horas de Watkins Glen celebradas a continuación, el 911 Carrera RSR también firmó un segundo puesto, mientras que en Le Castellet terminó en séptima posición y en Brands Hatch en quinta, en agosto y septiembre de ese año, respectivamente. Tras la temporada de 1974, el auto fue vendido a un distribuidor de California, quien lo hizo competir en otras carreras, aunque manteniendo su estado inalterado. Los especialistas tasadores de la casa de subastas esperan que éste sea vendido entre 6 y 8 millones de dólares.

RYSSPTY
Raúl Reyes
the authorRaúl Reyes
Periodista
Panameño de corazón, Periodista de profesión, Bloguero por elección, Emprendedor por decisión, Lector por afición, Diseñador Gráfico y Web, Fotografía, Social Media, Car Lover... Sígueme en mis redes sociales.

Deja un comentario