Ontario presentará rebajas para impulsar la demanda de camiones eléctricos

La provincia canadiense de Ontario presentará un nuevo programa para incentivar la compra de camiones eléctricos mediante el cual se igualará su precio al de los camiones diésel.

La provincia más grande de Canadá, Ontario, presentará un nuevo programa de reembolso por valor máximo de 75.000 dólares canadienses para los compradores de camiones eléctricos. Un portavoz del propio gobierno ha anunciado que este movimiento podría impulsar las compras nacionales de modelos como el recientemente presentado Tesla Semi, u otros modelos como los del fabricante chino BYD.

Dicho programa propondrá grandes ventajas para estimular la compra de vehículos eléctricos dedicados al transporte de mercancías. Esta iniciativa ofrecerá a los compradores una devolución de hasta el 60% del coste de compra incremental de un camión eléctrico, en comparación con un vehículo diésel equivalente, hasta un límite de 75.000 dólares canadienses por vehículo.

Además, se otorgarán reembolsos a otros vehículos amigables con el medio ambiente para ayudar a la provincia a alinearse con otras regiones norteamericanas como Quebec, California o Nueva York. Todas ellas ofrecen incentivos para sufragar los mayores costes de los camiones eléctricos. Estos reembolsos se ofrecen a través de fondos por valor de 12 millones de dólares canadienses (unos 8 millones de euros al cambio), para el año fiscal que finaliza el 31 de marzo de 2018.

Las firmas canadienses, incluida la minorista Loblaw Cos Ltd, han estado entre las primeras en realizar pedidos por adelantado del Tesla Semi, que por lo menos ya cuenta con 285 reservas. El fabricante californiano ha estado tratando de convencer al sector del transporte por carretera de que puede construir una plataforma eléctrica de grandes dimensiones, asequible, con una buena autonomía y una capacidad de carga dispuesta a competir con los camiones diésel de un coste, relativamente bajo. El precio del Tesla Semi se sitúa en unos 127.000 euros (la versión que ofrece 483 kilómetros de autonomía), mientras que una tractora con motor diésel en Estados Unidos tiene un precio medio de unos 103.000 euros. Gracias al programa canadiense, ahora el sobrecoste de la versión eléctrica se eliminará.

Este programa llega cuando la provincia más grande de Canadá está trabajando para atraer a los fabricantes de vehículos eléctricos y proveedores de componentes. En los últimos años, Ontario ha perdido terreno en materia de jurisdicciones de bajo coste respecto a otras zonas geográficas como México y el sur de los Estados Unidos. El propio gobierno ha utilizado un programa de incentivos existente para tentar a BYD, que recientemente ha anunciado que abrirá una fábrica en Ontario para ensamblar 900 vehículos eléctricos en los próximos cinco años.

El objetivo de la provincia canadiense pasa por una reducción considerable de las emisiones contaminantes. Para 2020, Ontario quiere reducir dichas emisiones en un 15%. Para 2030 quiere seguir con esta reducción progresiva y alcanzar un 37%, mientras que el objetivo marcado para 2050 es lograr un 80%. Para este objetivo se tomaría como referencia las emisiones del año 1990.

Categorías
Noticias

Panameño de corazón, Periodista de profesión, Bloguero por elección, Emprendedor por decisión, Lector por afición, Diseñador Gráfico y Web, Fotografía, Social Media, Car Lover... Sígueme en mis redes sociales.
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

Entradas Relacionadas