Honda se vale de la tecnología para el desarrollo de sus nuevos modelos

El nuevo simulador de conducción será instalado en el centro técnico que la marca japonesa dispone en Alemania, uno de los centros neurálgicos de desarrollo de nuevos modelos y con el que acortará las pruebas de desarrollo de los nuevos modelos.

La tecnología no sólo crece a pasos agigantados para el usuario, sino también para los fabricantes. Hace casi una década, BMW inauguró uno de los centros de pruebas más avanzados del mundo señalando que no podría sustituir a las pruebas en condiciones reales pero sí que acortaría los tiempos de desarrollo y reduciría costos.

Honda, uno de los grandes fabricantes japoneses, acaba de anunciar un nuevo simulador de conducción que, bajo las mismas premisas, acortará los plazos de desarrollo  al tiempo que mejorará los procesos de calidad con el nuevo simulador DiM250 convirtiéndose en el primero del mundo en utilizar esta tecnología.

El sistema DiM250 es obra de los japoneses de Saginomiya, unos especialistas en controles automáticos avanzados que han desarrollado una plataforma de nueve actuadores electrónicos.

Esto son tres más que los actuales sistemas de simulación, por lo que abre nuevas posibilidades de movimientos que se realizan sobre unas almohadillas de aire deslizantes, en lugar de raíles mecánicos. De esta forma, las simulaciones permitirán desarrollar prototipos físicos perfectamente adaptados a cualquier tipo de escenario y condición.

Con este nuevo simulador, Honda avanzará mucho más en los sistemas de conducción autónoma, más especialmente, en la dinámica de conducción, en la interfaz hombre-máquina típica de Honda, además de incorporar los diferentes sistemas de propulsión y funciones de conducción autónoma en las fases más iniciales del proceso de diseño, ya que este simulador permite el trabajo de diferentes equipos interdisciplinares.

Honda comenzará a trabajar con este nuevo sistema de simulación en la segunda mitad de 2018, señalando que la nueva tecnología permitirá disponer de una experiencia casi real de conducción a los ingenieros de la marca que trabajan en la sede de Offenbach, una localización que se encuentra a poco menos de 200 kilómetros del circuito de Nürburgring, el gran escenario de las pruebas más exigentes en Europa.

Categorías
Noticias

Panameño de corazón, Periodista de profesión, Bloguero por elección, Emprendedor por decisión, Lector por afición, Diseñador Gráfico y Web, Fotografía, Social Media, Car Lover… Sígueme en mis redes sociales.

Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

Entradas Relacionadas